Si hay un símbolo inequívoco del enlace entre dos personas ese es las alianzas de boda. Me encantan las alianzas y todo lo relacionado con ella: la historia, el simbolismo y el proceso de elegirlas. Es un tema extenso y por eso he decidido dividirlo en dos partes. Esta es la primera parte, te cuento de dónde viene y qué significa esta tradición. 

La historia de los anillos de bodas no está totalmente definida ni sigue una línea clara. Su uso y significado cambia mucho con cada cultura y época. Los historiadores no consiguen desentrañar todo el simbolismo y las tradiciones asociadas que ha tenido este objeto. Esto, en mi opinión, hace el tema aún más interesante. Mi intención es compartir un resumen de lo que a día de hoy he averiguado porque me parece fascinante.

1/ Origen

Se considera que la primera cultura donde se intercambiaban anillos como símbolo de amor fue hace más de 5.000 años en el Antiguo Egipto. Estaban hechos de madera o cuero. Para los egipcios el anillo, un círculo perfecto sin principio ni final, era un poderoso símbolo de vida y amor eternos.

Más tarde en Grecia los amantes se regalaban anillos en los que aparecía Eros, dios del amor, o sus querubines.

En la antigüedad era común usar anillos con sello, se usaban como firma personal. En el Imperio Romano el novio le daba un anillo que era a la vez un sello con el nombre de él. Esto significaba que ella podía usar su nombre. Por eso, se considera que los romanos fueron los primeros en asociar este intercambio de anillos al matrimonio.

2/ Los amantes

Con el pasar del tiempo los romanos comenzaron a personalizar sus anillos. Los adornaban con la representación de la propia pareja.

Esto llegó hasta el Imperio Bizantino, quienes grababan los anillos con las caras de los novios. Una vez que el cristianismo se instauró como la religión oficial del imperio, las parejas eran representadas al lado de Jesús o de una cruz, como símbolo de bendición.

3/ Anillos de Fede

Utilizados desde la Antigua Roma y vigente durante varios siglos en Europa. Son anillos en los que aparecen dos manos entrelazadas. 

Resurgieron en el siglo XII y estuvieron vigente durante muchos siglos. Con los años los diseños se volvieron más originales e intrincados, siendo el más famoso el Anillo de Claddagh, en el que dos manos sostienen un corazón coronado.

El Anillo de Claddagh, simbolo de la cultura céltica, fue diseñado en el siglo XVI trece siglos después de los anillos de fede, originales de Roma. Diferentes versiones del Anillo de Claddagh:

4/ Otros anillos

Anillo Posy

A partir del siglo XV proliferan los possies que son breves poemas o versos grabados en el interior de los anillos. Cada amante llevaba una parte del poema. Los joyeros desarrollaron las técnicas necesarias para hacer el minucioso e intrincado grabado que supone escribir un poema dentro de un anillo.

Triqueta

Son anillos con 2 o 3 aros que encajan entre sí a modo de pequeño puzle. Los aros están insertados unos en otros y pueden verse por separado, pero al mismo tiempo forman parte de un todo. La simbología es potente. Como véis los diseños suelen ser muy intrincados y estar llenos de signos y símbolos como manos de fede, flores no-me-olvides, corazones…

Anillo de diamantes

El primer anillo de diamantes conocido data del siglo I d.C. encontrado en Roma, se cree que perteneció a una joven. Varios siglos después se desarrolló  la tecnología necesaria para tallarlos y sacarles su brillo y esplendor característicos.

En el siglo XV el padre de la novia regalaba una joya al padre del novio, como proposición matrimonial. Era común que esta joya fuera un anillo de diamantes, he aquí el origen del anillo de compromiso.

La primera alianza de diamantes documentada fue en 1475 en la boda de Costanzo Sforza con Camilla de Aragón en Italia. Su poema de boda decía:

“Dos voluntades, dos corazones, dos pasiones están unidas en matrimonio por un diamante”

En el siglo XVII ya eran comunes los anillos de diamantes como alianza o anillo de compromiso. En esta época las sortijas se las daba el hombre a la mujer o viceversa como muestra de amor.

En el siglo XVIII los anillos posy se utilizaban como alianzas y era popular que las mujeres llevaran dos anillos de diamantes a cada lado de la alianza para acentuarla y protegerla, estos eran anillos keepers.

Los anillos de compromiso de diamantes crecieron en popularidad en el siglo XIX. Se convirtieron en la norma en EEUU cuando De Beers lanzó su campaña «Diamond is Forever» a mediados de los años 40. Hoy en día esta es la opción más común como anillo de compromiso.

5/ El dedo del anillo

A lo largo de la historia el concepto de matrimonio fue cambiando como lo hizo el estilo de las alianzas y el dedo en que esta se colocaba también. Se sabe que las alianzas se han llevado en todos los dedos de la mano, incluso en el pulgar. Actualmente se lleva en el dedo anular, algunas culturas de la mano izquierda y otras de la derecha.

El anular fue designado como el dedo de la alianza por los antiguos egipcios porque creían que por ese dedo pasaba una vena o nervio que conectaba directamente con el corazón. Hoy se sabe que esto no es así pero el sentimiento y simbolismo sigue siendo precioso.

Open chat
¿Necesita ayuda?