Foto: Volvoreta

Los símbolos por excelencia del enlace entre dos personas son, sobre todo, las alianzas pero en España (y otros países tradicionalmente católicos) también lo son las arras. Hoy os hablamos del porqué de estas últimas y su significado.

1/ Origen

Son 13 monedas que se intercambian durante la ceremonia y tienen su origen en el Antiguo Egipto, su uso se extendió hasta lo que hoy en día es España durante la época del Imperio Romano y la Edad Media. Esta costumbre se desarrolló a partir de la tradición de dar un arrabón que significaba «promesa». En un principio, las arras eran monedas que el novio daba a la novia como promesa de cuidar de los bienes materiales de la pareja. Si el matrimonio se rompía, él perdía las monedas, por eso era un símbolo de garantía del compromiso.

En la antigüedad no se consideraban válidos los matrimonios en los que no se presentaban las arras, ya que estas eran parte de la dote que se aportaba. Con el tiempo, las arras pasaron a ser un símbolo de los bienes compartidos y el vínculo entre los esposos. 

2/ Qué representan

Hay dos teorías que explican porqué son 13 monedas: antiguamente 12 de oro y 1 de otro metal.

Una, la teoría mozárabe, nos dice que simbolizan los 12 meses de año más una para compartir con los más necesitados. La otra, que en el matrimonio hay que compartir los buenos momentos (monedas de oro) pero también momentos difíciles (la moneda de menor valor).

Hoy en día todas las monedas suelen ser del mismo material: oro o plata.

3/ Tradición y ritual

La tradición es que haya un set de arras en al menos una de la familias y se usen esas en la boda. Si no fuera así, lo normal es que la madrina u otro familiar o amigo cercano a la pareja las regale. Sin embargo, hoy en día todo es más libre y los propios novios pueden ir a comprar sus arras. Incluso pueden elegir decorarlas a su gusto con la fecha de la boda o cualquier otro motivo representativo para la pareja.

Durante la ceremonia el rito de la entrega de arras se realiza antes del intercambio de alianzas. Suelen llevarlas los pajes o damas de honor que acompañan a la novia hasta el altar, y durante la ceremonia las custodia el padrino.

En las ceremonias católicas, el cura las bendice antes de entregarlas al novio. El novio se las entrega a la novia mientras recita la frase:

“Recibe estas arras como signo de los bienes que vamos a compartir”.

Después la novia hace lo mismo entregándoselas al novio. En las ceremonias no religiosas, puede o no haber entrega de arras. De haberla, es el propio padrino quien se las entrega en primera instancia al novio. La frase que se recita puede ir cambiando a gusto de los novios. Mi favorita es:

“Si te quiero no es solo por lo que soy contigo, sino por todo lo que comparto estando a tu lado”.

Como véis, la entrega de arras es una tradición muy antigua, que mucha gente decide incorporar el día de su boda ya sea por religión o por el significado asociado. Personalmente me parece un momento de la ceremonia muy bonito y único. Y tú, ¿eres de entrega de arras o no?

Open chat
¿Necesita ayuda?