Soy una persona muy curiosa, mantenerme activa y aprender nuevas habilidades me parece tan importante como divertido. Por eso, cuando hay una oportunidad de aprender algo nuevo, ¡me apunto la primera! Y si es de la mano de profesionales de la talla de Celine Boroli y Carolina Bouquet, floristas de referencia en Granada, no me lo pienso dos veces.

Celine Boroli

Celine nos enseñó a crear un centro de mesa y una guirnalda para la puerta. Nos dió las claves que los artistas florales como ella utilizan para crear sus composiciones. Casi todo lo que usamos fueron elementos naturales (eucalipto, pino, espigas, hojas de roble, piñas, frutos secos…) a excepción de algunas velas y pequeños adornos navideños como bolas de navidad o fruta falsa.

Cada uno de los asistentes eligió los colores y la decoración que más le apeteció. Yo aposté por los clásicos navideños: verde, rojo y algún toque natural. Creamos dos piezas a juego: un centro de mesa (perfecto para las cenas y almuerzos de las fechas señaladas) y una guirnalda para colgar en la puerta. Para esta última opté por una composición vertical en lugar de la típica circunferencia.

Carolina Bouquet

A este taller no fui sola, me acompañó Ángeles de Alhambra Wedding y lo pasamos genial.

Con Carolina aprendimos a hacer una corona navideña. Nos enseñó muchas cosas, entre ellas, lo más importante: ¡alambrar la conora! El alambre es el esqueleto de la composición. Utilizamos pinsapo y eucalipto como base para tapar la paja que actúa como soporte. Cuando esa base estuvo hecha, cada uno la decoró a su gusto. ¡Es un adorno muy versátil!

El proceso es muy manual, artesanal y divertido, sobre todo cuando se está tan bien acompañada.

Y estos son mis primeros “pinitos” en el diseño floral. Estos dos talleres de decoración navideña han sido la oportunidad perfecta para adentrarme en el arte de crear piezas con flores, plantas y todo tipo de elementos que la naturaleza nos regala. Y ya sé que es una disciplina preciosa que no voy a dejar de explorar.

Open chat
¿Necesita ayuda?